Metro de Medellín emitirá bonos sostenibles por $350 mil millones para sustituir 72% de deuda comercial

Metro de Medellín emitirá bonos sostenibles por $350 mil millones para sustituir 72% de deuda comercial

Medellín.- La Empresa de Transporte Masivo del Valle de Aburrá Ltda. (Metro de Medellín) está estructurando la primera emisión de bonos de deuda pública con la intención que sea etiquetada como sostenible.

El propósito de la emisión local de bonos sostenibles a realizar por un monto de hasta COP350.000 millones es sustituir aproximadamente el 72 % de la deuda comercial y financiar el desarrollo de proyectos relevantes, teniendo como fuente de pago la generación operativa propia de la Empresa.

La reducción de ingresos debido a la pandemia dejó un déficit estructural no recuperable en las finanzas de la Empresa ($750 mil millones), el cual se ha venido gestionando adecuadamente mediante subsidios directos de la Nación y la suspensión temporal del acuerdo de pago con la Nación firmado en el 2004.

Fitch Ratings asignó la calificación nacional de largo plazo de ‘AAA(col)’ a la emisión local de bonos de deuda pública interna sostenibles a realizar por un monto de hasta COP350.000 millones.

Al mismo tiempo afirmó la calificación de largo y corto plazo en escala nacional en ‘AAA(col)’ y ‘F1+(col)’, respectivamente. La perspectiva de la calificación de largo plazo es estable.

La calificación otorgada a la emisión de bonos está en el mismo nivel que la calificación nacional de largo plazo de ‘AAA(col)’ de Metro de Medellín. Fitch considera que la probabilidad de incumplimiento de dicha emisión es la misma que la de la entidad en ausencia de subordinación.

La afirmación de las calificaciones nacionales refleja el perfil crediticio individual (PCI) de Metro de Medellín, las cuales están topadas por la calificación del municipio de Medellín [AAA(col) Perspectiva Estable] debido al fortalecimiento en los incentivos de soporte de parte de este hacia la entidad, que surgieron del proyecto de Metro Ligero Avenida 80, donde Metro de Medellín se constituye en un vehículo de financiamiento indirecto para el Municipio, ya que la deuda asociada será registrada por la entidad, pero se pagará de vigencias futuras comprometidas por la Nación y el Municipio.

FACTORES CLAVE DE CALIFICACIÓN

Perfil Crediticio Individual

El PCI representa el perfil de riesgo de la entidad, el cual no considera ningún apoyo excepcional por parte del gobierno patrocinador en caso de estrés financiero. Tampoco considera ningún acotamiento por la calificación del gobierno de soporte. Los factores definidos en la “Metodología de Calificación de Entidades Respaldadas por Ingresos del Sector Público”, donde la legitimidad del ingreso y el riesgo operativo son aún evaluados como ‘Rango Medio’ y el perfil financiero es considerado como ‘Más Fuerte’.

Legitimidad del Ingreso – ‘Rango Medio’: La evaluación del factor considera las características de ‘Rango Medio’ de la demanda, cuyo comportamiento fluctúa conforme a cambios en los ciclos económicos; situación compensada por la dinámica económica del área de servicio en que opera Metro. El volumen de pasajeros evidenció una recuperación favorable al cierre de 2021 frente a la caída abrupta a causa de la pandemia (2020: 166 millones de viajes frente a 2021: 220 millones de viajes). Si bien Metro no tiene capacidad para ajustar sus tarifas, estas se alinean con las tarifas al usuario de la prestación del servicio y han crecido por encima de la inflación en los últimos años, razón por la cual las características del precio se consideran como ‘Rango Medio’.

Riesgo Operativo – ‘Rango Medio’: Este factor considera la evaluación de ‘Rango Medio’ de los costos operativos y de la administración de recursos, con una influencia neutral del factor de planeación y administración del capital. Para Fitch, Metro identifica de manera adecuada sus costos, los cuales han mostrado volatilidad controlada y son cubiertos por sus ingresos operativos. Metro puede variar moderadamente los costos a medida que fluctúa la demanda, pero no al mismo ritmo, lo que podría afectar sus márgenes operativos. Históricamente, el margen de EBITDA ha sido positivo, a excepción de 2020 por efectos de la pandemia (-3%); al cierre de 2021 se ubicó cercano a 11%, lo que evidencia una recuperación respecto a 2020.

Perfil Financiero – ‘Más Fuerte’: Perfil de apalancamiento evaluado como ‘Más Fuerte’ y perfil de liquidez como ‘Neutral’. El escenario de calificación consideró la colocación de la emisión de bonos que sustituirá aproximadamente 72% de la deuda comercial estimada del cierre de 2022 y financiará proyectos relevantes como la modernización de trenes y de eficiencia energética, entre otros. Fitch espera una mejora frente al margen EBITDA de 2021 que redunde en que el apalancamiento neto permanezca en niveles positivos, por debajo de 4,0 veces (x) en los próximos años. El amortiguador de liquidez (EBITDA más el saldo de caja más el flujo de caja después del servicio de la deuda) para cubrir los costos operativos fueron de 0,5x en 2021, superiores a 0,33x establecido por la metodología para ser considerado como ‘Neutral’.

Riesgos Asimétricos – ‘Neutral’: Fitch no considera riesgos asimétricos que afecten la calificación de Metro de Medellín.

Entidad Relacionada de Gobierno

Como entidad relacionada al gobierno (ERG), Metro de Medellín se evalúa bajo la metodología de ERG. Su objeto social es proveer un servicio público esencial a través del sistema integrado de transporte a los habitantes del Área Metropolitana del Valle de Aburrá (AMVA). Es una empresa descentralizada del municipio de Medellín.

Fitch evalúa cada factor de fortaleza de vínculo (estatus, propiedad y control, e historial de soporte) como ‘Fuerte’. El factor de incentivo de soporte relacionado con el impacto sociopolítico del incumplimiento de la ERG es evaluado como ‘Fuerte’ mientras el impacto financiero del incumplimiento se revaluó en ‘Fuerte’ desde ‘Moderado’. Esto último considerando la relación entre Metro y el municipio de Medellín, que ahora incorpora la que resulta del rol de ente gestor del proyecto de Metro Ligero Avenida 80. Al menos para este proyecto, Metro se constituye en un vehículo de financiamiento indirecto para el Municipio, ya que la deuda asociada estará siendo registrada por la entidad, pero se pagará de vigencias futuras comprometidas por la Nación y el Municipio, siendo este último el responsable de asumir cualquier costo adicional relacionado con el proyecto, según convenio de cofinanciación. Sin ser el caso actual, sino remoto, Fitch opina que un posible incumplimiento de esta deuda asociada tendría implicaciones negativas para Medellín.

Así las cosas, con la combinación de factores (el resultado obtenido fue de 30 puntos), la calificación se define considerando el PCI y esta topada por la de su gobierno patrocinador, Medellín. Si bien no se evidencia intervención actual de este a acceso de efectivo o activos de la empresa, las relaciones derivadas del proyecto de Metro Ligero de Avenida 80 suponen un estrechamiento en el vínculo futuro entre las partes en momentos de estrés financiero.

DERIVACIÓN DE CALIFICACIÓN

La calificación de Metro de Medellín se basa en su PCI y está acotada a la del Municipio dado un puntaje ERG de 30 de un total de 60 puntos. El análisis incluyó los vínculos históricos y recientes, tales como los derivados del proyecto Metro Ligero Avenida 80, con el cual se fortalecen los incentivos de soporte hacia la entidad, en opinión de Fitch. El PCI nacional de ‘aaa(col)’ resulta de una combinación de factores de legitimidad de ingreso y riesgo operativo evaluado como ‘Rango Medio’ y perfil financiero ‘Más Fuerte’. La evaluación del perfil financiero tiene en cuenta un apalancamiento neto menor de 4,0x y el efecto neutral del perfil de liquidez. Asimismo, Fitch evaluó los factores asimétricos como neutrales para la calificación.

SUPUESTOS CLAVE

Los supuestos clave del escenario de calificación de Fitch entre 2022 y 2026 incluyen:

–para 2022 se asume que los ingresos crecen a un factor de inflación y hay una recuperación de lo observado en 2019, pero castigando los ingresos por menor demanda en 10%;

–para 2023 se asume que los ingresos crecen a la inflación, en una senda de recuperación, pero castigándolos por menor demanda en 5%. Para 2024 se asume la recuperación completa y se ajusta por inflación. Para 2025 y 2026 crecen por inflación;

–el comportamiento de costos y gastos variables está en línea con el comportamiento de los ingresos a lo largo de la proyección;

–la caja restringida equivale a las cuentas por pagar de 2021;

–el plan de inversiones es conforme a lo que presentó Metro de Medellín;

–el plan de endeudamiento incluye la emisión y colocación de Bonos de Deuda Pública Sostenible por COP350.000 en 2023;

–el costo de deuda promedia 10%;

–no incluyen los ingresos por subvención (vigencias futuras) del proyecto Metro Ligero de Avenida 80, ni su inversión de capital (capex) asociada. Tampoco incluye el potencial financiamiento respaldado con vigencias futuras que estaría registrado en los estados financieros de Metro de Medellín.

SENSIBILIDAD DE CALIFICACIÓN

Factores que podrían, individual o colectivamente, conducir a una acción de calificación negativa/baja:

–sensibilidad bajo metodología de ERG: Debido al fortalecimiento de la evaluación del incentivo de soporte entre el Municipio y Metro, si la calificación de Medellín se deteriorara podría tener implicaciones sobre la calificación de Metro;

–apalancamiento neto en el escenario de calificación que esté significativa y consistentemente cercano a 12,0x;

–un colchón de liquidez inferior a 0,33x de forma consistente, que lleve a modificar la evaluación del perfil de liquidez;

Factores que podrían, individual o colectivamente, conducir a una acción de calificación positiva/alza:

–la calificación de la entidad es la máxima en la escala nacional, por lo que no existen factores al alza.

ESTRUCTURA DE LA DEUDA

Al cierre de 2021, Metro de Medellín registró deuda financiera comercial cercana a COP255.553 millones. En la actualidad Metro está estructurando la primera emisión de bonos de deuda pública con la intención que sea etiquetada como sostenible por COP350.000 millones. El propósito de la emisión sustituirá aproximadamente 72% de la deuda comercial estimada del cierre de 2022, y también financiará el desarrollo de proyectos relevantes. Se estima que en 2023 se colocará la totalidad, en tramos de 7 y 15 años; su fuente de pago es la generación operativa propia de Metro de Medellín.

Fitch conoce que el proyecto Metro Ligero de la Avenida 80 contempla créditos asociados por COP2,1 billones que estarán registrados en los estados financieros de Metro de Medellín, y que serán atendidos con vigencias futuras comprometidas por el Municipio y la Nación para ese proyecto en específico. Por ende, la agencia no contempla dicho financiamiento dentro de su análisis de apalancamiento; seguirá incorporando únicamente aquel en el que el responsable directo es Metro con su generación operativa.